14 septiembre 2007

CARACTERIZACIONES PARA EL DÍA DE LA INDEPENDENCIA

CARACTERIZACIONES PARA EL DÍA DE LA INDEPENDENCIA


Ya empezamos con los recados de las maestras este año quejándose del hooligan ¡ay qué horror! Me manda en una hojita: “Señora, la espero mañana a las 7 para hablar de la conducta de su hijo” ¡Madre santa! No me da aterroriza ir, lo que me aterroriza es que a esa hora todavía traigo el edredón marcado en la cara.

Ya que llegué me dijo la maestra, “Señora disculpe, pero su hijo ha tenido un comportamiento muy extraño estos dos últimos días,” – y se lleva la mano a la cabeza y me pone ojos de preocupación, “dice que es un charro mexicano y que como tal, se siente muy orgulloso y muy patriota”.

Ay de veras que cuando me dijo eso a mi se me inflaba el pecho como un pavorreal, si siempre quise tener un hijo orgulloso de su nación ¡qué bruto! Casi casi como si le estuvieran poniendo la medalla de oro de las olimpiadas a mi querido hooligan con la emoción de una madre que está parada debajo del templete ese, aplaudiendo y limpiándome las lágrimas con un kleenex, hasta que veo que la maestra me interrumpe, ¿pues qué no entiende que a una madre no se le puede interrumpir en un momento glorioso como este? ¡asshhh de veras con estas mujeres no se puede! Y me dice, “Señora, lo malo es que su hijo con unos suéteres colgó la mochila de Marcelita al tubo de la lámpara como si fuera la campana y se la pasa gritando, ¡Viva México! ¡Viva los héroes que nos dieron patria! Y me alborota a todo el salón que se ponen a contestarle ¡Viva! ¡Viva!”

Ayyyy si ya decía yo que por qué estaba el hooligan tan intrigado con esas cosas de la historia pregunte y pregunte todo el santo día que a quién mataron primero, que si quién atacó a quién y en qué fechas ¡qué cosa! Porqué no me pregunta algo sobre el sexo caray. Hasta le tuve que inventar que me llamaban por teléfono con tal de ir a revisar las fechas a un libro porque ni modo que vaya a crecer traumado el pobrecito porque su mamá no supo y luego me echen la culpa las psicólogas diciendo que los problemas le vienen de la infancia.

Ya le dije que no es bueno obsesionarse con nada, y todavía el muy cínico me reclamó que porqué entonces su papá tenía la panza para la Navidad, que porqué su papá si y el no, como si el susodicho se estuviera caracterizando de Santa Claus ¡háganme favor!

Pero bueno, a ver si después del sábado que es el festejo de la Independencia con suerte se le pasa, y al susodicho me lo pongo a dieta rigurosa para que baje esa panzota antes de Diciembre, si no este niño al rato que venga Halloween se va a creer Drácula y vaya estarle chupando la sangre a las niñas de la escuela. Claro, eso mientras no me salga diciendo que porqué su papá si puede andar de Drácula y el no ¡Pos estos!

.



0 comentarios: