17 mayo 2007

CUANDO UN HIJO DICE, "ES QUE"

Muchas pero muuuuchas gracias a todos los que dejaron felicitaciones, ¡besos y apapachos para todos!, donde que aquí estoy con Lady Pubertiana y el hooligan tirados en el sofá viendo la programación de la mañana todo por que en la mañana que abro el ojo y veo una penumbra de luz por la cortina ¡qué cosa! más tardé en brincar de la cama que ya le estaba gritando a todo el mundo para que se apuraran, que seguro ya íbamos tarde.

El hooligan todavía modorro me decía, "Es que...es que", es que NADA, a bañarse escuincle que está bien que nos haya ahorrado un dineral de agua con su huelga de regadera pero tampoco quiero que lo odien sus compañeros por apestoso ¡pos este!

Luego Lady Pubertiana que ahora que le está entrando la vanidad le ha dado por secarse el cabello todas la mañanas y encima sale con que si se lo va a planchar. El susodicho empieza a gritarle que cómo es posible que se lo planche, que la plancha y el almidón sí, pero la plancha y el pelo es cosa de locos y Lady Pubertiana a todo le contesta "A-já"

Ya cuando vamos en camino el hooligan sigue con su "Es que...es que" y el susodicho le da su discurso que para estudiar no hay pretexto que valga, que valore todo el sacadero de muelas que tiene que hacer para pagar sus colegiaturas como para que salga con sus cosas. Así iban todo el camino hasta que nos topamos con un embotellamiento que dios guarde la hora, no crean que embotellamiento del que le da al susodicho cuando hay fiestas ehh, ese no, este era del trafical que había por que justo a esas horas se ponen a arreglar el asfalto.

Yo ví a un muchacho morenito con su casco y su pala acercándose, pero cuando el susodicho se bajó a regañarlo que cómo era posible que si no tenían sentido común, que trabajaran a otras horas bla bla bla el pobre hombre ya estaba de un pálido que no vieran. Pero mi querido hooligan seguía con su "pero es que..." que el susodicho ya encarrerado casi lo cachetea al pobre.

Ya por fin llegamos a la escuela, bájense todos del coche y a correr porque había una señora platicando con otra tapando un carril y como el susodicho desde las 6 que ya venía engenderado en Hulk le tiró ojos de pistola.

Ya cuando pasamos por la puerta vimos que a los niños parados en la puerta. Todavía el energúmeno del susodicho regañó al portero, ¡ay Dios que miedo con este hombre! No sé a quién le faltó regañar porque este desde que amaneció pasó por regañar a todo el Estado de México ¡qué horror! Hasta que el portero tomó su radio y se comunicó con alguien y dijo: "Tengo a dos niños que están expulsados el día de hoy pero su papá a fuerza quiere que entren"

-¿Expulqué? - dijo el susodicho

Y en eso el hooligan sacó de su suéter un papelito blanco firmado por el Director: "Señores, sus hijos han acumulado TRES retardos en el período a la entrada por lo que quedan suspendidos el día 17 de Mayo del 2007"

¡Madre santa! Está visto que cuando un hijo dice "ES QUE" te puede salvar la mañana y así de simple, te puede salvar de un marido energúmeno, de salvarle la vida a un trabajador, de no ahorcar al portero de una escuela. La próxima vez que un niño diga ES QUE se para el mundo porque se para ¡Ohhhh si!


.

0 comentarios: