18 octubre 2006

EL SECRETO DE UNOS FRIJOLEIROS

EL SECRETO DE UNOS FRIJOLEIROS


De veras que con estos hombres no se puede, hoy le decía al susodicho que venía a escribir al Rectario antes que otra cosa, por que ya saben que luego todo mundo usa la computadora y a mí me dejan peor que en la fila de la salchichonería, con mi ticket en la mano pero sin atenderme.

Me senté en la computadora a escribirles, pero sin cafeína nada más no trabajan las neuronas, así que le grité al susodicho que ya venía con su café en la mano. Nada más me levanté 2 segundos para ir por mi taza y ¡zaz! como 1, 2, 3 se quema la bas, este hombre me gana el lugar. ¡Ya no hay justicia en el mundo de veras!

Me quedé ahí como diciendo para mis adentros "a mí me tocaba mmmmm"


-¿De qué escribo en el Recetario? – le pregunté.

-De las bubis de Ninel Conde- me dijo mientras le daba un sorbo a la taza.

-Argggggggg ¿cómo?

-Entonces de la vecina que pasa con sus pants apretadossss- dijo con su tonito de libidinoso, mientras le daba para arriba y para abajo con las flechitas a la página de internet.

-Mi vida- le dije arrebatándole el mouse,
-¡tú todo lo relacionas con sexo, viejo cochino!

-Pos nada más falta que publiques de los frijoleiros , ¡en esta casa ya no hay intimidad! -Me contestó y como no vio su taza de café se paró a servir más.


Por eso les escribo de rapidito, lo bueno es que el susodicho nada más sabe usar el internet para buscar cuanta paloma mensajera exista en el mundo y todavía no adivina que los enlaces con fechas de acá a la izquierda son como el archivero de este lugar, que si le empieza a escarbar se va a enterar que eso de los frijoleiros ya es de lo más internacional, ¡uyyyy no! si supiera que hasta me mandaron un e-mail de Alemania que decía algo de que allá los frijoleiros se les da mucho cuando el Kamaskrujen y cosas así me mata a mí y luego a todos ustedes para que no queden testigos oculares de sus intimidades.


Pero bueno, mientras el susodicho siga olvidando su taza de café que en seguida yo me expropio, lo dejaré que siga en el internet viendo sus palomas, aunque no le toque su turno de usar la computadora, que a fin de cuentas mientras nada más vea pechugas emplumadas y nada de pechugas 36B todo va bien.

..

0 comentarios: