30 agosto 2006

UNO QUE ESTÁ A PUNTO DE MORIR

UNO QUE ESTÁ A PUNTO DE MORIR


Nada más les digo que si mañana ven en los encabezados de los periódicos o que López Dóriga sale anunciando que “Han asesinado a un hombre en pleno camino a llevar a los hijos a la escuela” no se les ocurra preguntar si era panzón (porque sí lo era) o si era uno al que le gustaban las palomas mensajeras (porque sí le gustaban), o si era odontólogo (porque cuando lo encontraron muerto no tenía ni un diente) por que todas, absolutamente todas sus preguntas serán AFIRMATIVAS y es que ya está amenazado este hombre que si vuelve a pasar otro día como el de hoy que venía manejando como nunca, de lo más educado el hombre hasta le cedió el paso a una señora de camionetota de esas que él odia no sé si por trauma o porque siempre lo rebasan, ¡qué les digo! Manejaba de lo mejor este hombre, respetando el límite de velocidad que yo hasta le decía “Písale no?” y aquel de lo más tranquilo todavía hasta se puso a tararear las cancioncitas roqueras espantosas que pone Lady Pubertiana, ¡era otro el susodicho!

Nada más les digo que como en aquellos tiempos de novios me tomaba la mano y se la ponía sobre su pierna de lo más romanticón, hasta que en un alto que se me acerca y yo para pronto pensé para mis adentros “Míralo que lindo hasta me va a dar un beso” como en aquellos tiempos en que el muy libidinoso aprovechaba cualquier ocasión para besuquearme, cuando en eso se me queda viendo fijamente y me dice: “Tiziano Ferro tenía razón”

¡Ay no no no no! No lo maté nada más porque se puso la señal de siga y el que venía atrás nos tocó el claxon se los juro.

Por eso les escribo de rápido, porque voy derechito al dichoso Depilité a ver cuánto cobran si quiera para que no completen la noticia diciendo que "Se sospecha que la asesina fue una mujer bigotona" ¡faltaba más!


.

0 comentarios: