26 mayo 2006

DIME QUÉ VES Y TE DIRÉ CÓMO TE PORTAS

DIME QUÉ VES Y TE DIRÉ CÓMO TE PORTAS

Ayer les juro que pensé que el susodicho estaba enfermo ¡pobre! Estaba muy misterioso sentado en el sillón viendo una revista llena de ojos…siiii, leyeron bien, de O-J-O-S ¡háganme favor!

Será raro el hombre pero en lugar de ver revistas con bubis, se pone a ver revistas llenas de fotografías de ojos de palomas mensajeras quesque por que según él analizando el ojo de una pajarraco de esos puedes saber si va a ser buen reproductor, o todo un campeón en las competencias.

Algo así miren:



Casi me dio conjuntivitis nada más de ver esa cosa tan asquerosa iuuuuuuu


Ahora resulta que si está granulado el iris tiene mejor circulación sanguínea ¡J-a! Si a una le pasara algo así sería que las várices te llegaron hasta el cogote ¡qué horror!

Yo por eso en cuanto el susodicho se puso la pijama y se acostó, lo estuve observe y observe sin perderle detalle. Mencioné frijoleiros y luego luego se le dilató hasta la pupila, empezaron en la televisión a hablar del dichoso mundial y hasta se le pigmentó el iris de verde bandera al condenado.




Por eso ya me voy a olvidar de hacer mis interrogatorios cuando llega tarde, juro por Dios que ya no le voy a decir “¿A dónde e-s-t-a-b-a-ssss?” con mi tonito ese de Cruela de Vil, si ya está más que claro que al marido se le puede adivinar todo nada más revisándole de pe a pa el ojo.

Nada más no pregunten ustedes, maridos mañosos del mundo porqué una se les queda viendo fijamente ehhh


¡Pos estos!

.

0 comentarios: