05 abril 2006

EJERCICIOS DE DOMINGO

LOS EJERCICIOS DE ESTA FAMILIA



Ustedes ya saben que toda la vida en esta casa los Domingos quieran o no, el susodicho se pone a hacer sus hot cakes. Luego los enfila como la torre Eiffel y se le infla el pecho como cuando sus palomas mensajeras quieren aparearse ¡que bruto! Ni en el National Geographic vienen esas cosas se los juro.

Mientras termina este hombre su show de gourmet, vamos viendo por la ventana el desfile de gente anti-colesterol que pasa haciendo ejercicio. Pasa una mujer enfundada en unos pants pegados pegados con unas bubis la desgraciada que ya las quisiera yo para un día de fiesta y la maldita por más que corre todo se le queda en su lugar, ¡un asco de envidia que me da! Mis hijos se mueren del coraje por que ahí es justo cuando se le empiezan a quemar los hot cakes al susodicho que está como la niña del exorcista con el cuerpo estático pero la cabeza girándole 90 grados hasta que le doy un pellizco y retoma la concentración.

¡Qué bruto! no puede uno estar en misa y en la procesión, ni siquiera termina de hacerte la digestión cuando pasa un vecino con unos mini-shortcitos y más tardo yo en servirme un café que este hombre ya le dio 200 vueltas al camellón, tiene las piernas duuuras duuuuras como el piso de la cocina casi que estoy a punto de salir a ver si cuando pasa se oye chu chu chu de que sea biónico y una sin saber. OJO: A lo mejor tenga que salir a tocarle una pierna pero conste que es nada más para estar bien informada.


Por eso se disfruta tanto el desayuno aquí, porque ejercitas el cuello al mismo tiempo que te comes una montaña de hot cakes. No se puede uno quejar, ejercicio es ejercicio.


0 comentarios: