31 julio 2005

DESPUÉS DE TANTA VUELTA

DE VUELTA DESPUÉS DE TANTA VUELTA


Muchas gracias a Monika, Shely, Rocío Jara, Cava, Salma Nourdin, mi querida Shered, Faivel, Mini, Silvana, Eric, Pilili, Alejón, Marce, Mike, Dulce, Noemí, Xana, Mergruen, Angel, Felix Schwarzbeck, Milena, Humprhey Bloggart por sus cálidos mensajes que me dejan el alma a punto de turrón.

¡Gracias de todo corazón !

~ ~ ~ ~ ~ ~ ~ ~ ~ ~


Resulta que ya estamos de vuelta por aquí. El hooligan casi cambia de especie y deja de ser humano para convertirse en algún ser acuático, Lady Pubertiana consiguió completar pecas a su colección y el susodicho disfrutó hasta los 5 minutos antes de engendrarse en Mandril y no es que se convierta en mono (eso solo es después de 5 tequilas). Lo que pasa es que el mandril y el susodicho al sol comparten una misma característica: Las nalguitas rojas. Pobre, es una alergia que le provoca el sol y el cloro de las albercas, que si estuviéramos en una playa nudista les juro hasta cobraría a la gente para que lo vieran, pero como no soy tan ambiciosa se las tuve que ver nada más yo que tuve que untarle un tarro de crema para que dejara de sufrir el pobre.

Un día me pidió mi querido hooligan que lo acompañara a la alberca en la noche. No es lo mismo nadar de día que nadar en la oscuridad, es como estar desnudo corriendo por la casa cuando estás seguro que absolutamente nadie te va a decir que eres una gorda jamonuda porque no hay naaaadie para criticarte, así que igualito puedes nadar feliz porque nadie ve si tragaste agua, si el clavado te salió de lo peor, si te vas ahogando a la mitad de la alberca porque no puedes llegar a la orilla.


Pero claro, mientras el disfrutaba de lo lindo, las piernas de su madre fueron festín para unas hembras. Pero sépanlo bien, estas hembras no son como mi vecina la escandalosa, ni como la víbora de mi cuñada. Éstas desgraciadas se devoraron mi pierna dejándome llena de ronchas. No puede ser que éstas desgraciadas de 4 milímetros hagan más daño que las de 1.65 y ojos cafés, porque ya me enteré que es el mosquito hembra el que va a chuparte la sangre mientras los machos lo único que se chupan es néctar y agua, y son esas degeneradas hembras las que van a tu pantorrilla a dejar con una gigantesca roncha su graffiti de “Por aquí pasó mi aguijón estúpida…¿y?”

Después de esa noche me dí cuenta que la similitud entre el reino animal y el ser humano es muy clara. Yo me devoré las piernas de una señora criticando su celulutis mientras el susodicho en su papel de macho se dedicaba a chupar un néctar con sabor a tequila.

En fin, deliciosísimo es cambiar de aires, y más si estos aires tienen ese saborcito salado del mar y el calorcito de la brisa marina. Pero también es maravilloso abrir la puerta de tu casa después de tanto tiempo y respirar tu aire, recorrer todas las habitaciones de tu casa es como volver a reafirmar la devoción a tus espacios después de haberles sido infiel con otra regadera, en otro clóset, en otro refrigerador. Ustedes saben, se le podrá ser infiel a todas estas cosas, incluyendo hasta al marido pero JAMÁS de los JAMÁSES uno prefiere un escusado cualquiera.


Así que ya estamos de vuelta, ahora toca ver cómo se cura uno de tanto descanso.
.


0 comentarios: