10 enero 2005

REVELACIÓN ANTISESENTAS

Manifestación y huelga absoluta de Lady Pubertiana el Sábado, 'Me niego a ir a casa de los abuelos a su reunión de viejitos', dijo totalmente convencida. Ni modo, ya nos llegó el tiempo de que los hijos comienzan a tomar sus propias desiciones al igual que irán haciendo su vida con la consigna de ponernos a los padres el letrerito de "Do not disturb"

En fin, que ahí estuvimos junto a los "viejitos", y la verdad es que lo disfruté. Lo primero que dijeron fue que no hablarían más de media hora de sus nietos pues si no no terminarían nunca. Bien sabido es lo mucho que disfrutan cuando estos llegan y el éxtasis maravilloso que sienten cuando se van.


Ya entrados en la plática y en tono muy serio se refirió uno de ellos a las ventajas de cumplir 60, mientras los demás lo observaban muy seriamente. "Los sesentas resulta ser una edad muy provechosa y afortunada, pues todos los días conoces amigos nuevos", dijo mientras los demás lo veían con absoluto interés, ".....sí, pues como ya no te acuerdas de ellos es como si los volvieras a conocer".

Vaya...vaya, ¡ no pos sí !


EDUCANDO A PAPÁ

Nos relataba uno de ellos que cuando su hija (hoy de 20) era pequeña, lo mandaron a llamar de la escuela pues la maestra muy molesta dió la queja de que si hijita linda había dicho una enooorme grosería. "Ah sí...¿pues qué dijo?" le preguntaron a la maestra a lo que ella muy avergonzada contestó: "Dijo ¡Pendejo!"

Su esposa le pidió que intercediera en la educación de su hija hablando con ella y dándole consejos para que no dijera esas cosas a sus compañeritos.

"...¿Y......ya hablaste con ella?, ¿Le dijiste?", le preguntaba la esposa muy preocupada porque la llamada de atención resultase fructífera.

"Si no te apures mujer, ya prometió no volver a decir pendejadas"




0 comentarios: