24 septiembre 2004

¡A PESO LOS LIMONES!


En una de mis dotes artísticas que me dan a veces me dio por pintar unos limones. Una pintura que según yo serviría para tapar una odiosa madera que hay en la barra de la cocina. Si a la mayonesa le buscan una etiqueta muy cuca porqué diablos no puedo yo poner cuca la tabla esa ¿no?

A la maestra de pintura se le ocurrió la idea de incluir mis limones en la exposición que estaba organizando.

Esa tarde no fui Mary Carmen. Era yo Remedios Varo brillando entre todos los asistentes. Me acercaba a escuchar los halagadores comentarios de los que miraban la pintura. Era más que ver los limones y pensar: - Me gusta ese cuadro para mi casa-, ¡Era verme a mí en esos círculos de acrílico!

De pronto, un matrimonio se acercó a preguntarme por el precio. La verdad nunca consideré venderlo, es más ni idea de cuánto cobrar, pero por lo menos mi auto-estima ya la habían pagado a precio muuuy alto.

Al cuadro este le puse de título: "Algebra del limón" pero después le comenté al susodicho que mejor le hubiera puesto "Albur", y él, muy intrigado me preguntó que porqué ese título que ni venía al caso...

Yo solo le contesté: -Algunos se acercaron a decirme "Que bonitos están tus limones" -



De haber sabido ¡hubiera pintado melones!

0 comentarios: